domingo, 25 de enero de 2009

CIRCULAR POR EL EMBALSE DE BÉZNAR

*

Y con el arco iris sobre Restábal que terminamos como despedida y cierre de esta circular tan fantástica

Encontrándonos con este monumento a la entrada del pueblo, con un rayo de sol como reclamo y desvío para la vista. Sopesando, además, que por Granada podía estar lloviendo; con el acierto y suerte pues al decidirnos a realizar la ruta; salvándonos al final del chapetón que por aquí cayó justo al finalizarla.

Y una vez arreglado todo este anterior desastre, podemos decir que el curso del río volvió a su anterior cauce... Al fondo ya vemos el puente de Restábal y hacia el que nos dirigimos todo recto, para pasarlo por debajo y acto seguido, cruzarlo por encima
*
Aguas que por aquí corren para juntarse, y sosegarse sobre este almacén de regalo, como es el Embalse de Béznar
*
Y ya, sobre el horizonte, la cola del pantano y Restábal como aproximación más inmediata y hasta la que nos dirigiremos, siguiendo el trazado del carril recientemente hormigonado ( el que destaca en blanco sobre la fotografía, en sus últimos metros).
*
Y con los primeros almendros a reventar de blanco como vemos
*
Y algún cañaveral que otro; éste, a modo de túnel sobre el tiempo
*
Con un ligero toque de melancolía, silencio y aguas dormidas
*
Embalse de Béznar que hoy reflejaba nubes con sabor a lluvia
*
Y descendiendo posteriormente entre naranjales, bordeando el embalse (entrada va, entrada viene) , llegamos al rato hasta el único punto realmente dudoso de la ruta, ya que el camino se pierde al tener que cruzar por el Barranco de Chite, a consecuencia de las fuertes lluvias de septiembre de 2007 que materialmente se lo llevó la riada. Debiendo de bajar hasta el cauce del río para poder auparnos y enlazar con el sendero. Agrandando la fotografía (haciendo click sobre ella) se aprecia mejor por donde cogerlo y hasta donde nos aupa.
*
Calle principal de Béznar (antigua carretera nacional hacia la costa) y que deberemos de recorrer para abandonarla en este punto como referencia, girando a nuestra izquierda
*
Haciendo un alto sobre esta plaza con estupendas vistas del Valle, y parando junto a este monumento al Mosquetero. Con otra parada más adelante junto al "ambulatorio" del pueblo para refrescarnos los internos
*
Y que tras coronarlo, y girar a la izquierda por la antigua carretera de la costa, debemos de dirigirnos hasta la localidad de Béznar, que tenemos a un tiro de piedra.
*
Pequeño núcleo este de los Peloteos que fue construido hace unos 23 años, como pago del que quedó anegado más abajo por las aguas
*
Bajando por aquí antes, hasta la mismísima orilla del Embalse de Béznar, para evitar la subida por la carretera asfaltada, en esta otra ocasión y como alternativa de los pasos
*
Y que una vez sobrepasada, deberemos de ascender hasta el núcleo de casas de los Peloteos (a la derecha de la fotografía), anejo del municipio de Béznar y que tenemos a la izquierda. Observando además esa gran nube amenazante sobre el Cerro del Caballo.
*
Y hasta la que nos acercamos
*
Presa del embalse de Béznar que ya tenemos de frente
*
Y continuar con el camino empedrado y en picado con dirección a la Presa de Béznar
*
Para tomar este sendero empedrado que vemos, rodeados de unas magníficas plantaciones de cítricos.
*
Escalinata que deberemos de bajar ahora como referencia, una vez cruzado al otro lado de la carretera
*
Y sobre esta rotonda pues, que giramos a la derecha para continuar con el sentido de nuestra marcha. Sobre la misma, como referencia, la escultura situada a la entrada de Pinos del Valle o del Rey. Obra de Pilar Soto Solier: el monumento al Abanderado
*
Y de la que nos despedimos, así como de la Ermita del Cristo del Zapato, coronando el Cerro del Chinchirilla
*
Iglesia-Ermita de San Sebastián de Pinos del Valle (situada en el Barrio de arriba o alto), Siglo XIX, con su pilar adyacente y que también dejamos atrás. Abierta en el pasado para los viajeros que utilizaban el Camino Real de Motril.
*
Lavaderos que dejamos atrás con ese rumor tan característico y sobre el presente de nuestros pasos ahora.
*
Y abajo, ya tenemos la localidad de Pinos del Valle a nuestro alcance, con sus lavaderos públicos como punto para reagruparnos
*
Flor de almendro que ya empezaba por aquí a brotar como vemos, desviando las digitales y la mirada a nuestro paso.
*
Y tirando de zoom, a nuestra derecha el Cerro de Chinchirina coronado por la Ermita del Cristo del Zapato.
*
Tierras estas en las que se están instalando modernos molinos como vemos a nuestra izquierda sobre el horizonte.
*
Con otra corta visita relámpago: ahora le tocaba a las colmenas de nuestro amigo Jose Antonio. Colmenas que tiene por aquí ubicadas y de las que extrae una formidable miel de azahar; y que él sólo tocó, por si acaso...
*
Antigua era, muy bien corservada por cierto, junto a la que pasamos a continuación, situada a la izquierda del camino.
*
Porque las vistas desde aquí eran de regalo, a pesar de las nubes que nos cubrían y rodeaban.
*
...a la Ermita de la Virgen de Fátima o "del Cerro" (el del Calvario) como premio
*
Para al poco, desviándonos a la derecha del camino, realizar una corta visita...
*
Y a las señales de tráfico, ni caso; que subíamos por la Cuesta del Calvario desde Restábal, metiéndole la directa como mínimo.
*
Luz de la que ya tomábamos buena nota, a pesar de que el día estaba por aquí también más que nublado; con un viento nada molesto como compañía
*
Buscando esa luz tan propia como natural, allá que nos dirigimos hacia El Valle de Lecrín de nuevo, dejando atrás a nuestra capital granadina bajo una indecisa y comprometedora lluvia
- o -

CIRCULAR POR EL EMBALSE DE BÉZNAR

Segunda vuelta al ruedo que le damos a este paraje tan reconocible y agradecido, dirigiéndonos pues hacia el Valle de Lecrín; porque ya tocaba de nuevo, bajar hasta esta hermosa comarca, buscando esa luz y paisaje tan naturales como propios, después de haber dejado a Granada despertándose bajo una fina y comprometedora lluvia que hizo dudar a más de uno y a otros incluso cancelar su asistencia.
Ruta que ya hicimos nosotros el pasado 20 de enero de 2008, aunque sobre un día más caluroso, y que podéis echarle un vistazo en la anterior parte de Caminos del Sur (la 3). Volviéndola pues a repetir con el agrado y añadido de la pisada y ese olor a tierra mojada en el ambiente y que nos acompañó durante casi toda la marcha. Camino y pasos, al fin, tan semejantes en rodadura, pero con nuestro club de senderismo El Bastón hoy.
Así que, aquí estamos, a pleno pulmón, respirando hondo y valle; naranja y verde, verde y naranja; con las primeras flores del almendro reventando, en la localidad de Restábal. Municipio situado entre los ríos Saleres y Dúrcal, al pie del Cerro de los Canjorros, a 538 m.a., sede del municipio de El Valle. A mitad de camino de las localidades de Saleres y Melegís, iniciando la caminata por la empinada Calle del Calvario; nunca mejor dicho y puesto su nombre a prueba, por si acaso. Por si no nos sonaba de algo.
Para al poco, tomar el desvío de la derecha, realizando una corta visita a la Ermita de la Virgen de Fátima o "del Cerro", llamada también así por los lugareños por estar situada sobre el Cerro del Calvario.
Cuesta hormigonada arriba que le damos a la alpargata, visitando acto seguido unas colmenas instaladas por nuestro amigo y compañero Jose Antonio Jordán, volviendo acto seguido al carril carretero de ascenso.
Cuesta que al final se bifurca, debiendo de coger el carril de la izquierda, que pronto pasa a llanear y junto al Camping del Valle, máximo desnivel de la ruta.
Carril de tierra por el que continuamos todo hacia delante, dejando atrás, a nuestra izquierda, una cantera de mármol, con el Cerro de Chinchirina a nuestra derecha, coronado por la blanca ermita del Cristo del Zapato. Con unas estupendas vistas hoy cegadas por las nubes, y que desde aquí alcanzarían hasta el Cerro del Caballo, estribación más meridional de nuestra querida Sierra Nevada.
Localidad de Pinos del Valle, que junto con la de Ízbor forman el municipio de El Pinar, y que ya tenemos bajo nuestros pies, a la hora y cuarto del inicio de la marcha, en la que hacemos un pequeño alto en el camino para reagruparnos junto a sus lavaderos públicos, bajo el sendero de ascenso a la Ermita del Cristo del Zapato.
Debiendo de atravesar la carretera que cruza esta localidad, pasar junto a su Iglesia, Ermita de San Sebastián del Siglo XIX, pilar contiguo, girando a la derecha con dirección y rumbo a la Presa de Béznar ahora.
Dicho embalse, de unos 60 Hm3. de capacidad, situado sobre el río Ízbor (afluente principal del Guadalfeo) fue construido para abastecer los principales productos subtropicales de la zona de Motril-Salobreña, para abastecer a las poblaciones de la Costa del Sol granadina, prevenir posibles inundaciones y garantizar los caudales a la concesión de la Central Hidroeléctrica de Ízbor. Las obras de la presa se contrataron a finales de 1977 y los principales trabajos de cimentación terminaron en diciembre de 1986. Se trata de una bóveda gruesa de doble curvatura, con 110 metros de alzado sobre el cauce del río. Presa de las llamadas de bóveda que deberemos de cruzar, para dirigirnos acto seguido hacia el anexo de Los Peloteos, un núcleo de casas que fue construido hace unos 23 años, como alternativa del que quedó anegado más abajo por la construcción del citado embalse.
Camino en ascenso ahora que tomamos para salir a la antigua carretera de la costa girando a la izquierda con dirección a la localidad de Béznar, con parada incluida y forzosa para tomarnos un merecido mosto en el Bar que hay contiguo al Ambulatorio (por si a más de uno había que tomarle la tensión, pues qué mejor sitio que éste).
Localidad de Béznar que abandonamos por el sendero que baja junto a las escuelas, para seguir rodeando el embalse.
Circular que le damos al camino de los paso ahora, con hermosas vistas a nuestra izquierda de la localidad que quedó atrás de Pinos del Valle; llegando, a las 3 horas y media desde que comenzamos la ruta, al único punto de dificultad de la misma, el Barranco de Chite, ya que el antiguo paso sobre el mismo se lo llevó la última riada; que por aquí hizo estragos sobre el mes de septiembre de 2007.
Barranco que, una vez superado, bajados al cauce del río y caminando un poco aguas abajo, deberemos de auparnos, por una estrecha vereda a nuestra derecha para coger de nuevo el sendero de la marcha.
Sendero que borda y rebordea el embalse, entre algunos cañaverales, carrizales y barranqueras varias; para al final, entre naranjos, limoneros y algunos olivos que dan cobijo y abrigo a éstos, nos lleva, sobre un carril hormigonado, y en una última aupada, hacia el punto más alto de esta parte de la ruta; debiendo de bajar a la cota cero de la misma junto al río que llena el Embalse de Béznar; para continuar nuestro camino, con punto y final, por piso recientemente hormigonado sobre este último tramo, hasta el puente de Restábal; que deberemos de pasarlo por debajo y una vez girado a la derecha, posicionarnos sobre la carretera y cruzarlo por arriba; con la mirada y rumbo hacia Restábal, ya sobre nuestras cabezas.
Y ya, cuesta para arriba, callejeando y callejeando, hasta donde dejamos los coches aparcados, junto al Ayuntamiento de esta bonita localidad.
En definitiva una ruta circular con vistas propias y exclusivas de toda esta zona que embalsa agua y vida, futuro y esperanza. En donde la "Alegría" se regala, en forma de paisaje, y nunca mejor dicho.
*
- Accesos: Desde Granada con dirección Motril, por la A-44 y salida El Valle, hasta Restábal (35 km. aprox.) en vehículo.
- Itinerario: Restábal, Cuesta del Calvario, Camping el Valle, Lavaderos públicos de Pinos del Valle, Pinos del Valle, Presa de Béznar, Los Peloteos, Béznar, Restábal.
- Trayecto: circular
- Distancia recorrida: unos 20 km.aprox.
- Participantes: Club de Senderismo El Bastón
- Dificultad: Baja
- Máximo desnivel de la ruta: 290 m.
- Duración: 5 h y 3o m. (sin descansos)
- Agua: en los 2 pueblos visitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario