domingo, 22 de marzo de 2009

ABRUCENA - OHANES

*

Que nos dejamos caer en sus brazos: Ohanes, el punto de arranque y más oriental de Sierra Nevada


... y con un breve recordatorio, con pequeña muestra incluida, de la flora avistada
*
Y tras salvar esta última pendiente, y de las buenas, plagada de chumberas...
*
El pueblo de Ohanes, servido en bandeja alpujarreña
*

Y ya sí, después de dejar atrás una zona de almendros y otra de "campo a través" , con un último giro a la derecha, ya tenemos debajo, y nunca mejor dicho, nuestra meta...
*
Y al fondo, la Sierra de Gádor como prueba, también nevada. En el centro de la foto, el valle del Andarax, y algunas localidades tan cercanas como la de Canjáyar. A la izquierda de la fotografía, sin entrar en el marco y encuadre de la misma, tenemos todo ese levante andaluz, tan marino y terrestre...
*
Aquí, como referencia, dejando atrás la Cruz del Conjuro
*
Y ya, sí todo cuesta abajo que pisamos el freno, continuando por el cortafuegos para ahorrarnos el interminable camino carretero o pista que baja, curva tras curva, hasta Ohanes.
*
Salvando a continuación este corto tramo del cortafuegos, una vez reanudada la marcha...
*
Y que nos lleva hasta la última zona de descanso por la que pasaríamos hoy, el Área Recreativa del Collado del Espino, que vemos allá abajo, y en donde hacemos ese alto obligado para el avituallamiento y merecido descanso
*
Camino que seguiremos una vez "nivelados"
*
Pequeñas manchas de nieve que aún quedaban a esta altura del camino, la máxima de la ruta, sobre los 1.900 m.a.
*
Cuarto y último cortijo con el que nos topamos: El Cortijo del Cerrajero
*
Y arriba tenemos el Peñón de la Polarda (2.253 m.a.) también como referencia y punto más alto de toda esta zona
*
Pequeño arroyo proveniente del deshielo y junto al que pasamos ahora
*
Para desembocar en este tramo del Sulayr, el GR-240, con panel informativo dedicado a la vida de los cortijos de esta zona en antaño. Aquí podemos ver las ruinas del Cortijo de la Majada del Moreno, arriba a la derecha.
*
Introduciéndonos en este agradable encinar-chaparral
*
Y aquí de nuevo, también este otro de la izquierda como referencia
*
Nuevo cruce de caminos con el que nos topamos. Nosotros tomamos el de la izquierda
*
Pasando por encima del Cortijo del Serbal como vemos
*
Sendero del GR-142 y carril carretero hasta Ohanes del que no despedimos de momento, tomando ahora este otro camino de la derecha como recorte y prueba
*
Camino carretero del Sendero GR-142 que al poco llega a este cruce de caminos: De frente iríamos al Área de la Naturaleza Paredes "a 1km." Y girando a la izquierda, cosa que nosotros hacemos, con la ruta que hoy nos ocupa
*
Y tras un pequeño descanso, ahorrando pista que le damos al camino de los pasos de nuevo
*
Área Recreativa en la que hacemos una pequeña parada para reagruparnos y tomarnos un pequeño tentempié
*
Panel informativo de la misma
*
Y, a 1h. 30 min. desde que iniciamos la marcha, ya estamos en el Área Recreativa de la Venta del Serbal
*
Camino que desemboca en esta otra gran pista de tierra, con señales incluidas
*
Y los almendros por aquí, a reventar de blancos y algunos más avanzados hasta con allozas
*
Blanco sobre blanco y azul sobre verde
*
Hitos del GR-142 que nos encontraremos esparcidos por la ruta
*
Y las cercanas estribaciones de Sierra Nevada, ya despejadas de nubes, fondo y telón de esta localidad almeriense de Abrucena que dejamos atrás a la derecha de la fotografía, en la vertiente norte de la misma
*
Al frente vemos la localidad de Abla como referencia también sobre el horizonte. Al fondo, bajo las nubes, la Sierra de Filabres, con el Observatorio Astronómico del Calar Alto como punto y blanco de referencia, en cuanto desaparecieron.
*
Flora que por aquí ya estaba a reventar como este ejemplar de jara blanca como muestra más inmediata
*
Sendero GR-142 que vemos pintado en el camino y por el que proseguimos, sube que te sube con los pasos. Impregnándonos de este aire de la mañana tan serrano por esa altura que vamos ganando centímetro a centímetro.
*
Atrás dejamos a la localidad de Abrucena, vista ahora desde este otro lado del barranco
*
...el río Abrucena que vemos allá abajo y que deberemos de cruzar, continuando con el sendero de referencia; pasando junto a los restos del antiguo molino que vemos
*
Comenzando con esta primera bajada guiándonos por las pintadas del GR-142 y que nos lleva, bajo nuestros primeros pasos, hasta...
*
Iniciando la ruta junto a las escuelas
*
Localidad almeriense de Abrucena hasta la que nos acercamos desde Granada en autocar
*
Ruta realizada, a vista del Google Earth
*
ABRUCENA - OHANES

Para realizar esta ruta nos desplazamos en autocar desde Granada hasta la comarca de los Filabres-Tabernas; concretamente hasta la localidad almeriense de Abrucena, municipio situado a 960 m.a. en pleno P.N. de Sierra Nevada, en la vertiente norte de la misma. Iniciando el recorrido en la pequeña plaza en donde están ubicadas las escuelas de este bello municipio, situado en las proximidades de nuestra provincia de Granada.
Enclave que cuenta con unas vistas más que extraordinarias, con Sierra Nevada como telón de fondo, hoy cuando llegamos aún veladas por las nubes, incitando al viajero al reposo, estancia y disfrute de las mismas.
Desde esta plaza del pueblo comenzamos con la caminata que nos ocupa con la vista y dirección puestas en la torre de su Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (Siglos XVI-XVII), de estilo mudéjar y que fue construida sobre una antigua mezquita árabe; mientras vamos disfrutando y haciendo acopio de la luz que se desborda por el entramado de sus acogedoras calles encaladas. Encontrándonos a los pocos metros, al inicio de una que sale hacia la izquierda, con la marca característica en forma de pintada a nivel del suelo, del sendero GR-142.
Calle más que soleada por aquí hoy, que nosotros tomamos ahora toda recta y seguida, con la continuidad de dichas marcas, topándonos al poco con un poste que nos indica la dirección a seguir y el tiempo hasta Ohanes: “5 h. 45 min.”
Seguimos las señales del citado sendero, bajando y cruzando a continuación el río Abrucena, guiándonos por las marcas del camino que ahora asciende junto a un edificio abandonado, posiblemente un antiguo molino, hasta llegar al Área Recreativa Venta del Serbal donde hacemos un alto para reagruparnos, después de 1h., 30 min. desde que iniciamos la marcha.
Desde este último punto de referencia, seguimos subiendo tomando ahora un caminillo que se adentra por entre un pinar y que nos va recortando las curvas que hace la pista que lleva el sendero GR-142. Pista por la que caminamos, topándonos al poco con una curva cerrada: a la derecha, con su cartel correspondiente, y que descartamos, sube hacia el Aula de la Naturaleza Paredes, anunciada a 1 Km., y continuando nosotros con la misma, a la izquierda, con otra nueva curva y cruce hacia el Cortijo de la Venta del Serbal.
Para acceder a este cortijo vemos, a nuestra izquierda, 2 hitos de madera, indicadores de los 2 senderos que discrurren por un corto tramo al alimón: el GR-142 que hemos traido hasta ahora, "el Alpujarreño" propiamente dicho, y que prosigue hasta Ohanes sin recorte alguno y llaneando, de momento; y el Sulayr, GR-240. Pasando ambos al instante por dicha finca; y este camino nuevo para nosotros ahora, el de la derecha, que pasa por encima del cortijo y que nosotros cogemos en ascenso. Continuando por el mismo, hasta que en una curva de la pista hacia la derecha vemos que, por su lado izquierdo, sale, en el sentido de nuestra marcha, un camino más estrecho.
Tomamos esta vía pues, que nos introduce en unas zonas de pinar y de encinar adehesado, y cuando observamos que empieza a desaparecer, llegamos hasta las ruinas de un nuevo cortijo que domina el Barranco de la Atalayuela: es el Cortijo de la Majada del Moreno, situado en un atractivo enclave, donde aún quedan restos de su actividad agrícola y ganadera (como el corral, su era, acequia y frutales varios…)
Por esta antigua propiedad nos volvemos a encontrar con el Sendero Sulayr (que ascendiendo desde el A.R. La Roza pone rumbo hacia la Polarda, o viceversa según el sentido de la marcha) , junto al que hay ubicado un panel informativo, haciendo mención a la vida y costumbres de estos cortijos sobre el pasado, en la parte baja de la misma. Sendero Sulayr que se corresponde con el GR-240, el circular de Sierra Nevada, de unos 300 km. de recorrido y divididos en 19 etapas. Palabra esta de “Sulayr”, que fue utilizada por los árabes en la antigüedad para nombrar a Sierra Nevada, la admirada y altiva “montaña del Sol”.
Enclave este, en donde hacemos un nuevo y pequeño descanso para reagruparnos; girando, tras reanudar nuestra marcha, a la derecha por el Sulayr, que está marcado por aquí con pequeños mogotes de piedra. Pudiendo abastecernos de agua de un arroyo, proveniente del deshielo, situado unos pocos metros más adelante.
Continuando con el eco de nuestros pasos, atravesamos al poco una extensa vaguada. Caminando, por un corto espacio, materialmente entre rocas; para introducirnos, acto seguido, por entre un pinar de repoblación, llegando al cuarto de los cortijos de los que nos salen al encuentro hoy, el Cortijo del Cerrajero, junto al que existe un aprisco ganadero. Observando, como detalle, que ambas construcciones están hechas con materiales de la zona. Dando fe, además, de la intensa repoblación que se ha llevado a cabo por estas tierras, así como el alto grado de abandono de cultivos y pastos; nota dominante con la que se encontrará el viajero o caminante al recorrerlas.
Pasamos dicha finca, dejándola a nuestra derecha, llegando hasta un poste indicador, giramos por el sendero que nos sale a la izquierda del poste y nos incorporamos a una pista.
Siguiendo la pista, en el sentido que llevamos, llegamos al Área Recreativa Collado del Espino, tras unas 4 h. desde que iniciamos la caminata. Área de recreo que está dotada con una fuente o pilar de agua "no potable", numerosas barbacoas, servicios y una construcción, a forma de enorme choza y con gran sombraje; amén del agradable pinar contiguo que la respalda. En donde hacemos ese alto obligado y más que necesario y agradable para degustar de nuestro menú montañero.
Después del merecido refrigerio, subimos por el corto tramo del cortafuegos que tenemos a nuestra derecha, con dirección sur; y ya, todo cuesta abajo, pisando el freno, por el mismísimo y ancho cortafuegos hasta Ohanes, atravesando varias veces la pista por la que discurre el GR-142 que baja hasta esta encalada localidad alpujarreña. Dejando atrás antes una pequeña y blanca edificación de base rectangular, con un sobre-cuerpo acristalado, al parecer dedicada a la vigilancia contra-incendios, la conocida como Cruz del Conjuro.
Y ya, sí que sí, “campo a través”, al final, pasamos por entre unos almendros, con la carretera asfaltada de acceso al pueblo materialmente por debajo de nuestros pies, como imán que nos atraía como reclamo.
Desviándonos a la derecha, para evitar la carretera de acceso al pueblo; descendiendo, a través de un estrecho senderillo, con puntal de roca y vistas incluidas, hacia las primeras casas, y que ya tenemos tan cercanas. Atravesando antes una zona de chumberas sembradas por entre una pendiente ladera. Terminando ladera abajo y en picado, cómo no, en una de sus zonas “de refresco” por méritos propios y más que ganados.
Localidad esta de Ohanes (956 m.a.), incluida dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, orientada hacia su vertiente sur. Perteneciente, para más señas, a la comarca de la Alpujarra almeriense y punto además de arranque de Sierra Nevada por esta punta o estribación más oriental de la misma; a la que le dedicamos unos momentos de atisbo, ese corto y conciso descubrimiento propio. Basado, por supuesto, en el poco tiempo que tenemos antes de la salida del autocar que nos retornaría de regreso a nuestra querida Granada, pero que nos deja un preciado bagaje como recuerdo. Este pequeño encuentro con otro más de los tesoros de nuestra comunidad autonómica por su riqueza antropológica y paisajística, llena de vida y de historia.
Destacando, su iglesia parroquial dedicada a la Purísima Concepción de estilo mudéjar; obra del Siglo XVI, con importantes remodelaciones posteriores, culminadas al más estilo barroco, además de su antigua fortaleza nazarí, y rincones tan acogedores como la visitada Área Recreativa del Collado del Espino y Majada de las Vacas, en donde podemos disfrutar del Parque Natural de Sierra Nevada.
Un bello municipio que, a pesar del aumento de sus modernas construcciones, aún cuenta con fabulosos rincones y perspectivas de profundas raíces árabes: calles encaladas y adornadas con casas superpuestas tan relucientes como para pasear y perderse en el pasado. Y como buque insignia al que le dio nombre, la famosa uva de mesa de Ohanes, conocida también como la uva “del barco”, “embarque” o “de Almería”; antaño, más que base y sustento de estas tierras; y que, junto con el empuje del turismo rural actual, dentro de su privilegiado enclave alpujarreño, hacen de este pueblo todo un atractivo reclamo para su visita y/o estancia y disfrute.
Como siempre dejo algunas instantáneas como recuento y memoria de los pasos contados y vividos.
*
- Acceso: Para realizar esta ruta nos desplazamos desde Granada en autocar por la A-92 con dirección Almería, tomando la salida 336, hasta la localidad almeriense de Abrucena.
- Itinerario: Abrucena, Sendero GR-142 - Cortijo Venta del Serbal, Cortijo de la Majada del Moreno, Sendero Sulayr –GR-240 - , Cortijo del Cerrajero, Área Recreativa Collado del Espino, cortafuegos , Ohanes
- Participantes: 31 miembros del Club de Senderismo El Bastón
- Trayecto: lineal
- Duración: 7 horas y 15 minutos ( con descansos incluidos)
- Distancia: 22,15 Km
- Desnivel: el de subida: 940 m.; el de bajada: 944 m. Como vemos, los dos pueblos, el de Abrucena y Ohanes, están practicamente situados a la misma altura.
- Dificultad: Media (por la distancia y el desnivel)
- Agua: se recomienda llevar.

1 comentario:

  1. Me gusta, sobre todo, el cambio que le has hecho a la web y al blog. Muy bien los lados con un poco de color. Muy buen gusto... si señor!!

    ResponderEliminar