domingo, 25 de octubre de 2009

LA CORTIJUELA - COLLADO MATAS VERDES - PRADOLLANO - LOMA DÍLAR/LOS PANADEROS - LA CORTIJUELA

*
Y hasta aquí que hemos llegado de nuevo, Casa Forestal de la Cortijuela, presidida cómo no por su real majestad el Trevenque; punto final y de inicio de nuestra ruta. ¡ Hasta la próxima, que nos vemos !
*
Vista del Trevenque ahora desde la Cuesta de los Panaderos
*
Caminando que seguimos, y sobre el otoño como vemos
*
Y el Trevenque de nuevo como punto de referencia y camino en cercanías hacia los llamados Hoyos del Zamarrillar
*
Vistas y pasos en picado que fuimos acumulando al cuenta kilómetros de la memoria y del espacio
*
Típica otoñal de altura entre la que nos introducimos materialmente. A nuestros pies... Cerro Gordo, Huenes, Peñas del Tesoro, El Cerrajón...Granada casi al completo
*
La "Suiza andaluza", como algunos hasta le pusieron a nuestra sierra como muestra...
*
Y que reine siempre la paz y el descanso por estas tan altas tierras serranas
*
Y los Alayos, al fondo; El Puntal de los Mecheros y el Collado Chaquetas... como testigos y voluntarios, en cuerpo y alma, de nuestra frenada si fuera necesario
*
Y hacia allí que nos vamos y nos dejamos arrastrar como en picado. A nuestra derecha: la cuenca del río Monachil, a nuestra izquierda el valle del río Dílar. Loma de Dílar por la que terminamos en descenso; y la de los Panaderos, la que vemos al fondo con ese cambio de giro hacia la izquierda.
*
Y acto seguido, después de esa parada tan técnica como provechosa, ya todo para abajo. Loma de Dílar, que nos dejamos caer sobre el horizonte...Y Granada, como rendida a nuestros pies y hasta donde alcanzaba nuestra mirada
*
Y el mejor asiento... el de la primera fila
*
Con estas soberbias vistas hacia el Valle del Dílar, para más señas
*
Pequeño resalte- cumbre sobre la divisoria de la Loma de Dílar, ya sí es verdad que descansamos. Punto más elevado de la ruta (sobre los 2.400 m.a.)
*
...El Cartujo, Tajos Altos...
*
Echándole, cómo no, esa ojeada tan refrescante a las altas cumbres que tenemos tan cercanas: Tajos de la Virgen...
*
Dirigiéndonos hacia la cuerda y/o pequeña cumbre que tenemos delante para tomarnos ese bocata que sabe a gloria de altura!
*
Y en serio ya, pero sin pausa, que continuamos con nuestras andanzas; ahara casi en línea recta
*
Vamos y porque, por ganas de esquiar que no se diga... Y aprovechando de que no había cola alguna, pues que algunas bastoneras pillaron sitio y silla para cuando abran la temporada ! ¡ Y además, con lo que llevábamos recorrido a nuestras espaldas, cualquiera las apartaba de la "posición de descanso" del telesilla!
*
Camino que tomamos ahora hacia la derecha, remontando esta pista de esquí
*
Bueno, y aquí ya tenemos al Veleta en su posición de espera. Con restos aún de esa reciente y fugaz nevada
*
Urbanización de Pradollano, medios mecánicos y primeras pistas de esquí que tenemos como a un tiro de piedra, y tan cercanas, a la espera de esa nieve tan necesaria
*
Y después de ese tentempié que te levanta...pues a darle nuevamente al camino de los pasos!
*
Haciendo una pequeña parada justo en frentey que aprovechamos para reagruparnos
*
...y sobre el otoño que por aquí se cocía; y nunca mejor dicho
*
Además de ese colorido tan sorprendente bajo el que nos movíamos....
*
Pero antes de toparnos casi de lleno con la estación de esquí...Disfrutamos y de lo lindo, viendo cómo se abre y extiende por aquí la vida, ajena a tanto cemento y ferralla
*
Y nuestra próxima meta a la vista: Proximades casi inmediatas de la Urbanización de Pradollano
* ¿Y el agua...? ¡ Que nunca nos falte ! Barranqueras y/o arroyos varios que fuimos atravesando, uno tras otro, adaptándonos al terreno de los pasos
*
Con alguna que otra muestra de la naturaleza en nuestra memoria
*
Y camino y manta, que le damos a la vereda de los pasos...
*
...y a nuestras espaldas, el Collado Matas Verdes y el Rey Trevenque; una millonésima vez más para inmortalizarlo!
*
Y de vez en cuando...una paradita que otra como motivo y excusa para tomar aire y disfrutar de las vistas...Al fondo Pradollano y...
*
Collado del Mirador con unas vistas al frente, más que estupendas, hacia la Dehesa de San Jerónimo en el río Monachil, el Dornajo y carretera de la Sierra como referencia más inmediata. A nuestra derecha tendríamos la Loma de los Panaderos; que, en su prolongación hacia el Este, se une o se la llama desde entonces Loma de Dílar para más señas.
*
Collado de Matas Verdes (1.890 m.a.) al que llegamos tras unos tres cuartos de hora desde el comienzo de la caminata. A nuestra izquierda tenemos el Cerro de la Cortichuela o Tesoro; a nuestra derecha, la Loma de los Panaderos.
*
Pinar que atravesamos, y más que agradecidos, ya que el calor por aquí como que empezaba a hacer acto de presencia
*
Mientras que los rayos de sol ya empezaban a esculpir el horizonte; señalando de inmediato al Señor y Rey de estas tierras dolomíticas, El Trevenque
*
Comenzando con ese ascenso tan inmediato y sobre el sendero que nos ocupa. Camino que arranca junto al pilar o fuente que vemos
*
Y aquí que quedamos hoy, sobre las 9:00 A.M., en el punto de inicio de la ruta: Casa Forestal de la Cortijuela o Cortichuela para más señas y que se encuentra sobre los 1.701 m.a.s.n.m.
*
Amanecer sobre Granada bajo este día de estreno sobre el cambio oficial de hora
*
Altimetría y perfil de la ruta
*
Plano de la ruta realizada
*

LA CORTIJUELA – COLLADO MATAS VERDES – PRADOLLANO – LOMA DÍLAR/LOS PANADEROS – LA CORTIJUELA

Estrenando cambio de horario, pero no pasos ni escenario, hoy nos acercamos hasta la Casa Forestal de la Cortijuela para acometer esta ruta de baja montaña.
Casa Forestal de la Cortijuela que se encuentra situada junto al Jardín Botánico del mismo nombre, a unos 1.701 m.a.; y que dista, para más señas de la localidad de la Zubia unos 13 km..
Encontrándonos junto al mismo con la cadena que corta el paso a los vehículos; y en donde se encuentra una amplia representación de la flora que nos podemos encontrar por estos alrededores de nuestra Sierra, sobre todo de ésta zona caliza-dolomítica en donde nos encontramos. Toda ella presidida por el majetuoso Trevenque, y su gemelo pequeño el Trevenquillo, sobre el cauce del Arroyo Huenes y bajo el Cerro del Tesoro.
Así que aquí estamos en una primera aupada por el sendero de ascenso que parte muy próximo a la fuente y/o entrada al cortijo; caminando con igual dirección del enorme panderón que tenemos a nuestra derecha, conocido con el nombre de Loma de los Panaderos; dándole la espalda al rey Trevenque, mientras vamos atravesando un hermoso pinar (formado principalmente por el llamado pino albar o silvestre) y con dirección hacia el Collado de Matas Verdes. Además de esa vegetación arbustiva que nos va acompañando y tan representativa de esta zona: espino albar (majuelo), endrinos, agracejos, rosales silvestres (escaramujos), zarzas; y que nos van cortando hasta algunas veces el paso.
Punto geográfico éste, el del Collado de Matas Verdes, (1.890 m.a.), al que llegamos tras unos tres cuartos de hora de continua subida y que se encuentra situado junto a la vereda de Prado Redondo, y paso más que frecuentado que une el Valle del Trevenque con la Cuenca del río Monachil.
Collado de Matas Verdes que está situado justamente a la derecha del Cerro de la Cortichuela o del Tesoro; entre éste tan concretamente y la Loma de los Panaderos; cuya Loma, más hacia el Este, se prolonga, ganando altura tan de inmediato, hasta convertirse en la impresionante Loma de Dílar. Contando con unas hermosas vistas de frente hacia el Dornajo, como punto más destacado, y de la carretera de la Sierra como tan a mano; el Cerro de la Cortichuela o Tesoro, como decía a nuestra izquierda; y a la derecha, en un nivel más alto, el Collado del Mirador.
Reanudando a continuación, una vez casi nivelados y dispuestos a un nuevo ataque de altura, hacia éste último Collado del Mirador, con el camino de los pasos; que no es otro que el tramo del Sulayr que por estas cotas discurre debidamente señalizado; cruzando arroyos y barrancos varios, con ese sube y baja tan característico de estas lomas, hasta llegar a la bifurcación más inmediata, tomando el camino de la derecha y que nos encarrilla hasta las cercanías más inmediatas de Pradollano, después de unas 3 horas y media desde que iniciamos la marcha.
Sin llegar hasta la estación propiamente dicha, tomamos la pista en ascenso de la derecha hasta situarnos junto al Telesilla de Montebajo a las 4 horas desde que iniciamos la caminata como referencia; divisando desde allí una vereda en dirección Oeste que nos conduce, en suave ascenso, hasta conectar con la del Peñón de Dílar y que a través de La Cañada Real del Padul sube hasta el Veleta.
Cuerda ésta sobre la que descansamos, aprovechando además para tomarnos ese bocata que nos sabe a gloria de altura. Acompañados de esas vistas tan extraordinarias que ahora tenemos a nuestra izquierda, con los restos aún de las últimas nevadas sobre nuestra Sierra. Valle ahora del río Dílar que tenemos delante de nuestros ojos con los colosos reinando a sus espaldas...Veleta, Tajos de la Virgen, Tozal del Cartujo, Tajos Altos, El Caballo...
Con los pies de nuevo sobre la tierra y sobre la senda anteriormente indicada, iniciamos el camino de regreso; Loma de Dílar/de los Panaderos (en su último tramo de descenso), sobre esta circular que nos ocupa. Loma ésta, la de Dílar, que separa las cuencas de los ríos Monachil y Dílar; y zona de Sierra Nevada, en donde las rocas calizas alcanzan su máxima altura.
Para ello, y como variante y alternativa sobre la marcha oficial establecida, decidimos encaminarnos con dirección al Collado Chaquetas ahora. Sin bajar hasta él y por encima del mismo; conectamos con el sendero de la Cuesta de los Panaderos, que nos baja en picado, vista del Trevenque al frente, al que le rendimos una vez más esa pleitesía de rango y altura, para conectar al final con la pista forestal de La Cortijuela; que ya es sólo seguirla, en suave descenso, hasta la Casa Forestal de la Cortijuela. Deleitándonos mientras tanto, a ambos lados de la misma, con esa cantidad de arboleda que por aquí crece como a sus anchas: Pinos, mimbreras, olmos, tejos; cantidad de helechos, emborrachacabras que por aquí proliferan a su aire. Punto final y de inicio de esta ruta de hoy, tras unas 7 horas y media de más que aprovechada marcha.
*
- Acceso: Desde Granada hasta la Casa Forestal de la Cortijuela en vehículo. Casa Forestal a la que accedemos continuando por la pista que sube desde la Fuente del Hervidero, pasando por el Puente de los Siete Ojos a continuación, y que "serpenteando y serpenteando" , y nunca mejor dicho, entre las faldas del macizo del Huenes y del Pico Trevenque, llega hasta este punto tan estratégico de Sierra Nevada, muy próximo al Jardín Botánico del mismo nombre.
- Itinerario: La Cortijuela, Collado Matas Verdes, Pradollano, Telesilla Montebajo, Loma Dílar, Cuesta los Panaderos, Pista La Cortijuela, Casa Forestal de la Cortijuela.
- Participantes: 30 miembrros del Club de Senderismo el Bastón.
- Trayecto: circular
- Desnivel: unos 700 m. (desde los 1.700 m.a., a los que se encuentra la Casa Forestal de la Cortijuela, hasta los 2.400 del punto más alto) *Ver perfil y altimetría de la ruta en la imagen correspondiente
- Duración del recorrido: 7 h y 30' (con descansos incluidos)
- Distancia del recorrido: 19,4 Km. (unos 20 Km. sin recortes últimos sobre la pista forestal de la Cortijuela)
- Dificultad: Media
- Agua: Aunque junto a la entrada de la Casa Forestal de la Cortijuela existe una fuente/pilar, en donde hoy, y tan extraordinariamente pudimos abastecernos, se recomienda llevar

No hay comentarios:

Publicar un comentario