domingo, 17 de mayo de 2009

LANTEIRA - VÁLOR (POR EL PUERTO DEL LOBO)

*


Válor, patria chica que fue de Abén Humeya, en donde aterrizamos, y nunca mejor dicho, con los frenos más quemados que nuestras gargantas; y en donde apagando ese fuego que acabamos! Saludos y hasta la próxima, Alpujarra; y detrás El Marquesado, cualquier cosa!
*
Barrios ahora Alto y Bajo de Válor (izquierda y derecha); al fondo Ugíjar como comentaba
*
Con Ugíjar al fondo, y Válor, el Barrio Alto, a la derecha abajo que nos dejamos caer como en picado y en sus brazos
*

Balsa a nuestro paso, a nuestra mano derecha, y sobre la que, a más de uno le dieron ganas de hacer el conocido salto de la rana. Al fondo tenemos el pueblo de Yégen como referencia más lejana.
*
No sin antes darnos un remojón granaíno, en esta pequeña cascada que hacía la acequia
*
Almendros que ya tenemos al amparo de nuestros pasos y que nos sabían a cercanías urbanas
*
Y aquí, la famosa Cuesta Larga, y como quien dice... Quien le puso "gorrión" es porque sabía de pájaros!
*
Con estas vistas incluidas hacia la Sierra de Gádor, para más señas sobre las alturas en las que nos encontrábamos.
*
Y aquí, otro pequeño descanso a la sombra del camino, y que nunca viene mal. Eso sí, lo malo es volver a arrancar la moto a pedal. Y una mención especial para estas 3 valientes, única representación femenina del mal llamado "sexo débil". ¡ Así se anda, campeonas !
*
Acompañados del rugir de las acequias y flora, orquídeas silvestres para más señas
*
Sobre esta referencia del sendero que tomamos ahora
*
Corral de Nechite que dejamos atrás y al poco del levantamiento del campo gastronómico
*
Y porque ya tocaba ese avituallamiento y descanso, vamos que nos comemos hasta las latas
*
Y ésta, y de suerte, agachándome como de cuerpo a tierra aún chorreándome el agua a mis espaldas y más agradecido que una primitiva en solitario, que queda como prueba de los túneles de nieve tan espectaculares como etéreos
*

Curiosos túneles de nieve que vemos formados como consecuencia del deshielo
*

Y aquí y al poco, ya en descenso para alegría para el cuerpo nos encontramos con las llamadas "Primeras Aguas" y que provienen del deshielo como vemos
*
Y dándole que te pego, que continuamos con la marcha de los pasos. En frente tenemos, como referencia, el Morrón del Mediodía
*
Y ahora, para el otro lado.
*
Vistas en panorámica desde el Puerto del Lobo que son todo un espectáculo de la naturaleza y de regalo y recompensa
*
Y aquí, ya sí que estamos, sobre el Puerto o Collado del Lobo; punto más alto y tan elevado que casi hasta me cuesta trabajo escribirlo y/o recordarlo. Bromas aparte, el de nuestra ruta de hoy, a 2.400 m.a., centímetro arriba o abajo. Siguiendo la cuerda serrana, detrás del Morrón del Mediodía, de los cuales algunos vemos en la foto, tendríamos... la Cuerda de Fuente Fría, los morrones Sanjuanero y del Hornillo y por último el Chullo.
*
Borreguiles que son todo un espectáculo y placer el de atravesarlos
*

Pero eso sí, este otro en un plano más inclinado que el anterior
*
Y así, continuamos con la flora. Aquí, ejemplar de Tulipán silvestre ( Tulipa sylvestris L.) ya abriéndose
*
Ventisquero que debemos de atravesar sin y ningún tipo de dificultad a nuestro paso
*
Flora que ya vemos y tan característica del terreno que pisamos; bajo unos borreguiles que se van formando por el deshielo de los ventisqueros aferrados a las altas cumbres tan cercanas. "Ranillo de las nieves" ( Ranunculus acetosellifolius ) para ser más exactos y justos con su nombre y endemismo de nuestra Sierra Nevada para más señas de identidad.
*
Con las referencias del Morrón del Mediodía, a la izquierda de la fotografía, y el Alto de San Juan (más conocido como Morreón del Barrio por los habitantes de estas tierras) a nuestra derecha
*
Fuerte subida que por aquí vamos alcanzando, paso a paso. Al fondo vemos el llamado Cerrillo Redondo; y, a la derecha de éste, en descenso, el tramo del Sulayr que, procedente de Postero Alto, se dirige hacia el Cortijo de las Chorreras - Puerto de la Ragua.
*
Cruce que vemos con el sendero Sulayr sobre el mismo Collado Pinos y cuyo tramo o etapa, la 16, viene desde Postero Alto dirigiéndose hacia las Chorreras o viceversa si lo tomamos al contrario
*
Y quí sobre el Collado Pinos, llamado en alguna cartografía por Collado del Pino
*
Y detrás, el pinar que acabamos de dejar a nuestras espaldas, y nunca mejor dicho, con el Picón de Jérez al fondo
*
Pinar que, una vez abandonado, nos deja sobre esta zona. A la izquierda tendríamos como referencia la Solana del Puerto y a nuestra derecha los Prados de la Pirula
*
Pinar que deberemos de cruzar como referencia y más que agradecidos que nos quedamos!
*



Y sube que te sube, que seguimos subiendo para no enfriarnos
*
Mirador más que soberbio por todo lo que desde él casi que se alcanza!
*
Aquí, sobre el llamado Mirador de los Trancos
*
Vamos dominando y echándole el ojo a las cumbres. Detrás tenemos el Picón de Jérez, con todo el Alhorí como centro y referencia
*
Y ya, sí que sí, sube que te sube, y dándole a la alpargata...
*
Y con estos antiguos vestigios de las minas de sus alrededores. Yacimientos tan ricos y famooas que el mismísimo Anibal sufragó con ellos más de una contienda contra el todopoderoso imperio romano... Sobre esta vemos una chimenea de fundición de mineral de las minas. La plata, la mena más común y extendida por estas tierras
*
Dejando atrás estas estupendas vistas de Lanteira y casi todo lo que el gran angular, el ojo humano y horizonte alcanza sobre el Altiplano granadino...

Y así, dándole que te pego al camino tan real y verde de los pasos...
*
Hasta esta hermosa y refrescante cascada y que se halla un poco escondida
*
Río del Barrio que, una vez cruzado, nos encontraremos sobre este hermoso y verde paraje. ¡ Que sí, Mari-Nieves, que lo he escuchado! Y el sonido del agua nos lleva...
*
Camino de los Molinos que ahora tomamos, pasando junto a éste; el llamado del Tío Víctor. Debiendo de cruzar acto seguido el río del Barrio
*
Y aquí, que quedamos boquiabiertos con este tronco tan extraordinario del castaño milenario que existe junto a la llamada Balsa Nueva
*
Primavera sobre los campos que estaba a reventar, como vemos
*
Con estas soberbias vistas del Picón de Jérez a nuestra derecha, y de lo más natural y vecino tan serrano
*
Y ya, a las afueras del pueblo, ésta como despedida, una vez encarrilados ya por el Camino de la Tía Lucía
*
Aquí, los restos de un viejo molino de tantos que existían por estas tierras
*
Y aquí, una para el recuerdo: 4 foreros del Nevasport. De derecha de la fotografía a izquierda (para no echar al burro por delante): Trevenque, Lanteirano, Alayos, y el que suscribe y relata, joseme.... Juan Ramón, Antonio, Paco y Jose para los amigos en adelante.
*
Edificio del Ayuntamiento de Lanteira
*
Iglesia Parroquial Ntra.Sra. de la Anunciación
*
Y aquí, cuando la vista se nos abre con sorpresa incluida, sobre esta enorme plaza, en donde están ubicadas las correspondiente construcciones de su Iglesia parroquial y el Ayuntamiento de Lanteira, uno frente al otro.
*
Magnífico conocedor de estas tierras y que nos dio previamente, antes de la salida oficial de la misma, una vuelticilla por su encantador pueblo: Lanteira, el antiguamente llamado "Argenteira" por la riqueza de sus minas de plata. Aquí, sobre ésta, aunque podría tratarse una torre de alquería por sus grandes dimensiones, estamos contemplando los restos de un antiguo y pequeño castillo de características muy similar al de Ferreira.
*
Para llegar al poco al que hoy nos ocupa como inicio de nuestra ruta. El de Lanteira, y en donde nos estaba esperando nuestro gran amigo "el Virrey del Marquesado y Conde-Duque de Argenteira, como cariñosamente le hemos apodado, Antonio Gámez - alias "Lanteirano" - para más señas de este gran "campeón" como montañero y ser humano
*
Desvío que deberemos de tomar, el de la Calahorra, abandonando previamente la A-92, y dejando atrás también el pueblo ex-mireno de Alquife
*
Y aquí, idem. a nuestro paso por las cercanías ya del Castillo de la Calahorra
*
Vista de los campos arados y sementeras, con las cumbres de Sierra Nevada al fondo, a nuestro paso motorizado
*
Altimetría del recorrido
*
Recorrido a la vista del Google Earth
*
LANTEIRA – VÁLOR (POR EL PUERTO DEL LOBO)
->
Ante todo y primeramente agradecerle al amigo Antonio Gámez López la inestimable y desinteresada colaboración para la realización de esta ruta. Compromiso que le hice hace bastante tiempo para nuestro Club de Senderismo El Bastón y que hoy se ha hecho realidad y más que materializada. Contacto, porque debo de decirlo, que hice a través del Foro Montañero de Nevasport en el que apareció un día como el que no quiere la cosa, con esa alias ya más que sonado, el de “Lanteirano”dando la talla de su sabiduría montañera y preparación física, avalada por sus reportajes y pateos de altura por esas tierras tan suyas. Hoy más que demostrada tanto en el terreno humano como en el deportivo. Habiendo incluso llegado, algún compañero del citado foro (y no me gusta señalar, Boticario) a ponerle de forma más que cariñosa hasta el sobre-nombre, con título nobiliario incluido, de “Virrey del Marquesado”. Currículo al que hoy yo le añadiría el de “Conde-Duque de Argenteira, ya que por naturaleza y honores le corresponden por ser oriundo de esta bonita localidad del Marquesado, la de Lanteira, por méritos más que propios y con redoble montañero. Aunque y verdaderamente, ya sin accesorios ni aperos nobiliarios que valgan, hablando en serio y en plata de ley, como por allí le conoce y a pelo, a esta tan excelente persona como ser humano, es como nieto del "Tío Seguro".
Así que, aquí estamos un domingo más en Albolote, esperando el autocar que nos llevaría hasta esa localidad del Marquesado del Zenete. Concretamente, 12 miembros del Club Senderista de los Pisacarriles, al que pertenece el amigo Antonio Gámez, que nos esperaba en la misma; 2 componentes del foro montañero Nevasport (el amigo Juan Ramón alias “Trevenque” y Paco - “Alayos”, - dos figuras de nuestra serranía montañera, y andarines, como solemos decir, “de la leche”) y 11 socios, y ya para terminar del nuestro, el del Bastón.
Así que para allá que vamos hacia Lanteira, población ésta situada sobre la cota de los 1.278 m.a., en la ladera Norte de las cumbres de Sierra Nevada, siendo la de mayor altura de los de la comarca del Marquesado del Zenete y al que pertenece, dejando atrás previamente a nuestro paso motorizado, una vez abandonada la A-92, en la salida de la Calahorra, este primer núcleo urbano; y a nuestra derecha, el de su vecino y ex-minero, Alquife.
Comentar que la historia de Lanteira se remonta a la época Romana, conocida por Argenteira - "Ciudad de la Plata", debido a su riqueza en yacimientos de ese mineral, (se cuenta que el mismísimo Aníbal, sufragó más de una contienda contra el todopoderoso Imperio Romano con la plata arrancada a estas tierras) y que durante la Edad Media fue conocida como "Alyanteira", derivando dicho vocablo, con el paso del tiempo, hasta el actual y último conocido.
Minería pues, denominador común de la misma y de toda esta zona, durante siglos y siglos, como sabemos...Ferreira, Alquife, el propio Jérez del Marquesado ( mira tú por donde hoy me he enterado que de éste último salió el cobre para la fabricación de la primera peseta, nuestra más famosa y desaparecida “rubia” española); manteniéndose su explotación hasta el año 1900. Testigo fehaciente pues, los diferentes restos de yacimientos y de fundiciones que todavía se pueden apreciar en lo que se conocen como las minas del "Tío Seguro"; como al principio os decía, el abuelo de Antonio Gámez para más señas, tal y como a él le gusta presentarse y con orgullo.
En la época Nazarí, aunque por su situación geográfica, Lanteira se encontraba apartada de las principales rutas y vías de comunicación de aquellos entonces, tuvo un gran esplendor pudiendo apreciarse al día de la fecha los restos de dos castillos árabes, baños, diferentes construcciones y otros vestigios como los sistemas de explotación agrícola (las típicas "paratas") regadíos y molinos harineros.
Tras la expulsión de los moriscos hacia las Alpujarras por las tropas de Juan de Austria, fue repoblada por colonos procedentes principalmente del norte de la Península.
La agricultura y la ganadería, han sido sus otras fuentes de riqueza. La vegetación es muy variada debido a su carácter montañoso y a la dureza del clima, combinándose los bosques de pinares, chaparrales, castaños y almendros. Por su situación geográfica, está separada por la cordillera de Sierra Nevada de los pueblos alpujarreños de Los Bérchules, Mecina Bombarón, Yégen y Válor, lo que ha hecho que la comunicación entre ambas comarcas date de tiempos inmemoriales a través de lo que se ha conocido como camino de “herrería”; derivando en la existencia de varias vías de comunicación a través de los diferentes puertos de montaña que han perdurado hasta muy avanzado el siglo XX. Como añadidura decir que aún viven personas que se han dedicado a esta actividad, pero que debido a la evolución de los medios de transporte y a los cambios de formas de vida, se han dejado de utilizar y en su mayoría, estos caminos de herradura ya se encuentran prácticamente borrados y en huella en gran parte de sus recorridos.
Entre los monumentos de carácter religioso se encuentra la Iglesia Parroquial, construida entre 1540 y 1560 sobre lo que anteriormente fuera mezquita, destacando el artesonado ochavado y la cúpula del presbiterio, ambos de estilo mudéjar
Pero vayamos al presente de los pasos. Decir que la ruta que hoy nos ocupa, y que nos ha preparado “el gran Maestro” Antonio, entre Lanteira y Válor, tal y como nos indicaba en la descripción previa que nos mandó como invitación y reclamo, ciñiéndome pues hoy casi a la misma, discurre en la mayor medida de lo posible por el antiguo camino de herradura que unía ambos pueblos a través del puerto del Lobo y que además de los Arrieros, transitaron otras personas para dirigirse a tomar las aguas agrias de Valor por sus propiedades medicinales.
Así pues, salimos de Lanteira por el camino de la Tía Lucía, continuando por el camino de los Molinos y tras desviarnos uno 300 m. para contemplar un majestuoso castaño milenario situado junto a la llamada Balsa Nueva, y que a pesar de que está podado no hace mucho, nos imaginamos, quedándonos cortos seguramente de su porte antes del “escamujo”. Continuando, aún con la boca abierta, y cruzando el río del Barrio por el molino del Tío Víctor donde iniciamos la subida, adentrándonos en el pinar con el que nos tropezamos por la vereda que se dirige a la Hoya Lentejas y después de pasar Los Trancos (con un excelente mirador y breve parada para reagruparnos), continuamos hacia la Solana del Puerto, despidiéndonos del agradecido pinar (ya que el sol hoy pegaba y de lo lindo por estas alturas), encontrándonos con los Prados de la Pirula, hasta llegar al Collado Pinos (2190 m.), llamado también en algunos mapas y cartografía como Collado del Pino, por donde transcurre el tramo 16 del SULAYR (Las Chorreras – Postero Alto).
Desde aquí continuamos la subida por la falda del Alto de San Juan, atravesando algún neverillo y ventisquero que otro, acompañados de algunas chorreras y borreguiles varios que nos sirven de delicias y refresco para la mente y el cuerpo, para coronar ya el Puerto o Collado del Lobo, cota máxima de la ruta; que con sus 2.400 m.a. nos deja sobre la mismísima base del San Juan (2.800 m.) Punto éste tan espectacular del Puerto del Lobo, desde donde se tienen unas vistas más que privilegiadas de toda la zona del Marquesado, Picón de Jérez, de las Sierras de Baza, Cazorla, Mágina, Gádor y las Alpujarras.
Puerto del Lobo que, junto con el situado un poco más hacia al Oeste, - hacia Jérez del Marquesado- y que sale justamente por encima de Mecina Bombarón, de recorrido muchísimo más largo, el llamado Puerto de Rejón o de los Bérchules, fueron utilizados en ambos sentidos como decía, para comunicar estas dos comarcas, el Marquesado con La Alpujarra.
Gerald Brenan, en su libro “Al Sur de Granada”, y refiriéndose al primero de ellos lo describe como sigue; con ese error de bulto en su altitud y al que se refiere de los 2.000 m. en vez de los 2.400 m. y que verdaderamente tiene…
“…Además de las expediciones veraniegas a las altas montañas, solía atravesar la cordillera por donde tiene menos elevación, para llegar a la altiplanicie del Marquesado, situada en la otra vertiente. El paso que normalmente tomaba era el puerto del Lobo- otro nombre mal aplicado, pues la palabra árabe de la que deriva es loh que significa tabla, y el puerto es un trozo de tierra estrecho y llano-. Situado a una altura de unos dos mil metros sobre el nivel del mar, se abre a las mulas de carga solamente de mayo a octubre, aunque un hombre a pie podía pasarlo durante los meses de invierno si no le asustaba el riesgo.
El lugar, sobre todo en los día de niebla, era triste y monótono. Subía uno gradualmente a lo largo de pendientes pizarrosas redondeadas sin aristas y casi sin vegetación. Entre las piedras, una pequeña planta gris con sus hojas plegadas como mano en oración, parecía esperar algo que no llegaba nunca. A llegar por fin a la cima uno se encontraba sobre una pequeña y estrecha llanura donde se alzaban varias cruces de madera. Eran de pobres vendedores que, con sus delgadas ropas de algodón, habían cruzado la cordillera para vender sus sardinas y boquerones en los pueblos del otro lado y habían sido sorprendidos por la nieve el viento helado: aparecían luego sus cuerpos con los ojos comidos por los cuervos….
…La perspectiva hacia el norte desde la cima del puerto del Lobo es sorprendentemente oriental. Inmediatamente debajo se extiende una llanura ancha y amarillenta, totalmente desnuda y rodeada de montañas arrugadas y de color ocre. En medio de ella corre una línea verde oscura como la tinta derramada de un tintero, que es el oasis formado por el río Guadix y sus afluentes. Cabía pensar que uno estaba mirando hacia Damasco desde el monte Hermón.”
Iniciando acto seguido, sobre nuestro presente ahora de los pasos, tras otra pequeña parada para reagruparnos, y en sentido contrario al que menciona el célebre hispanista inglés, la bajada por las inmediaciones de las llamadas "Primeras Aguas", que observamos procedentes de los ventisqueros, haciendo aquí la parada obligada para el avituallamiento, porque ya tocaba la hora del ángelus. Túneles de nieve que pillamos por aquí como “infragantes” para disfrute de la vista y de las instantáneas.
Tras la parada, continuamos pues por la Loma del Monte, entre los Barrancos del río de Válor y el de Nechite, dejando atrás una corraleta para el ganado con una pequeña construcción que usan los pastores para refugiarse, el llamado Corral de Nechite, combinando pistas, cortafuegos y veredas, para una vez pasada la famosa Cuesta Larga (en la que casi nos dejamos los frenos pegados) y el Cerrón, divisamos ya el pueblo de Válor; alcanzándolo a través de paratales de almendros y restos del antiguo camino que unía los pueblos de Lantéira, Aldéire y la Calahorra con esta parte de las Alpujarras.
Localidad ésta de Válor, con sus barrios Alto y Bajo como estandartes; patria chica que fue del famoso Abén Humeya (Don Fernando de Córdoba y Válor), y que según algunos historiadores proviene de su topónimo árabe "Ballur", atendiendo al cristal de roca que los moriscos granadinos consideraban como piedra preciosa; lugar en donde nos estaba esperando el autocar para traernos de regreso a Granada.
No sin antes dejar, como merienda-postre y anécdota que nuestro amigo Antonio, ya de vuelta a Granada, rechazando nuestro ofrecimiento y oferta de dejarlo antes en su Lanteira del alma, prefirió irse como dándose un pequeño capricho-homenaje, carrera en mano, después de los 25 Km. y pico de los anteriormente más que traspasados, con ese sube y baja de escándalo, alrededor de otros 8 kilómetros más como “mandaíco”, para ir abriendo boca.
Vamos, que boquiabiertos que nos quedamos cuando lo vimos desaparecer carretera de la Calahorra hacia adentro. Increíble y tan verdadero como que os lo estoy contando. Todo un personaje de carne y hueso; y más, como ser humano. Saludos, campeón ! Muchas gracias amigo Antonio!
Como siempre dejo algunas instantáneas como muestra y detalle de lo vivido; aunque hoy en número superior al acostumbrado por lo extenso de esta ruta tan poco conocida. Porque creo que merece y ha merecido la pena, vamos!
*
DATOS BÁSICOS DEL RECORRIDO:
-> - Acceso desde Granada, tomando la A-92, con dirección Almería, nos desviamos por el e cruce de La Calahorra, dejando atrás esta localidad del Marquesado y la siguiente de Alquife hasta tropezarnos con la de Lanteira.
- Itinerario: Lanteira, Camino Tía Lucía, Camino los Molinos, río del Barrio, Molino del Tío Víctor, Prados de Marujo, Hoya Lentejas, Hoyos del Confitero, Los Trancos, al poco con la Solana del Puerto a nuestra izquierda y los Prados de la Pirula a la derecha llegamos al Collado Pinos, Puerto del Lobo, Primeras Aguas, Corral de Nechite, Loma del Monte, Cuesta Larga, El Cerrón, Válor.
- Participantes: 26 (13 miembros del Club Senderista Pisacarriles, 2 miembros-foreros del Nevasport (los amigos Treveque y Alayos) y 11 miembros de nuestro Club de Senderismo El Bastón.
- Trayecto: lineal
- Distancia del recorrido: unos 25 Km. (ver perfil de la ruta)
- Duración: 8 h. ( como anécdota el amigo Antonio Gámez la hizo en unas 2 horas y poco en la modalidad suya de “al trote, al galope”)
- Desnivel positivo: 1.120 m.- Desnivel negativo: 1.474 m.
- Dificultad: Alta.
-Vegetación: Pinos, castaños, chaparros, almendros… Y sobre las alturas, vegetación principalmente de porte almohadillado (piorno azul ) y otros como el agracejo; sobre los borreguiles (ranúnculos y botones de oro principalmente); y junto a las acequias, ya por esa cara sur de la Alpujarra, un reguero de orquídeas silvestres más que interesante; acompañados en todo momento de rascaviejas, e infinidad de plantas aromáticas (destacando el cantueso como ejemplo a reventar y en abundancia)

- Agua: Aunque hoy nos la hemos encontrado y en abundancia por algunas chorreras poco antes y después de coronar el Puerto del Lobo, se recomienda llevar.
Descargar el track de la ruta:

3 comentarios:

  1. Buen paseo y bien comentado, me trae gratos recuerdos, el último por la zona en compañia del "fiera" Antonio.
    Un abrazo para ese grupo, al que espero conocer pronto, desde Zrgza.
    pepefeo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias tocayo! Por aquí andaremos pues

    ResponderEliminar
  3. Muy buena ruta, desde la alpujarra, hasta el marquesado del zenete, mis padres son alquifeños,yo todos los veranos frecuento aquella sierra en btt, un saludo.
    Bonitas fotos!!!!

    ResponderEliminar